La importancia del aperitivo es total en una celebración, ya hemos comentado en otros artículos lo que verdaderamente resulta de interesante para los invitados un buen aperitivo y sobretodo que disponga de disparidad de sabores en diferentes presentaciones o elaboraciones , como también conceptos clásicos o modernos de degustación.

Esto hace que para muchos invitados se les amplié su mundo gastronómico llegando a descubrir tapas y contrastes en el aperitivo que hasta ahora eran desconocidos, pero no solo hablamos de comida sino también de bebida en un país donde la cultura gastronómica es tan amplia y además somos conocedores de este arte, desde la producción hasta la ejecución, nos encontramos con una serie de aperitivos que potencian todos nuestros productos nacionales y con una Denominación de Origen que tienen verdadero peso en el exterior.

Tenemos desde un bufet de quesos, o de paella o fideuá, con un jamón ibérico de bellota al corte, gazpacho transparente, piruletas de cabrales con mermelada, croquetas de la abuela, etc… acompañado de vino tinto, blanco y rosado de nuestras denominaciones de origen y sobretodo un buen cava que estamos de celebración. A todo ello le únimos degustación de cocteleria, ampliación de degustaciones de diferentes productos, etc.. y verdaderamente lo único que han de poner los invitados es disfrutar en todos los sentidos, buen tema de conversación, ser felices y desear la felicidad.

En nuestro país ser feliz es fácil no nos olvidemos de esto y disfrutemos de los momentos de reencuentro como se merece con un gran aperitivo donde la pregunta más repetida siempre sea ¿y ahora vamos a comer más?, demostrando haber disfrutado durante el aperitivo sin control y luchar para dejar un espacio para la comida o cena.