Todo empieza después del pastel, si, si, empieza la fiesta, que nos hace disfrutar de manera más cercana de todos nuestros invitados, se genera una comunión entre todos que hace que los novios acaben físicamente agotados, y que mejor que un merecido descanso para que puedan recuperar fuerzas.

El viaje de novios, es de los regalos más deseados por los novios ya que podrán disfrutar y saborear los placeres del matrimonio lejos de su realidad, se les transporta a un destino idílico  que solamente pone imagen a un merecido descanso después de la preparación y acción de una Boda.

A veces no es del todo así, ya que muchos viajes se convierten en verdaderas rutas por los aeropuertos, debido a la cantidad de combinaciones de transporte que se han de utilizar para llegar a los destinos idílicos, haciendo que el viaje de novios sea verdaderamente agotador para los novios y solo puedes desear llegar a los hoteles y no volver a salir, para el siguiente destino.

Playa

La verdadera intención de los viajes de novios, es relajarse y disfrutar de la pareja, aunque no nos engañemos también es bonito conocer los diferentes atractivos turísticos de la ciudad de destino.

Siempre se ha comentado que los viajes de novios han de ser aquellos que no vas a volver a disfrutar, ya que después se amplían las obligaciones familiares entre otras miles de cosas que nos acompañaran en nuestro futuro, y es por ello que hemos de buscar destinaciones que nos gusten o atraigan tanto para relajarnos como para conocer con nuestro ser más querido.

Catering Palau