Hoy en día podemos encontrarnos diferentes tipos de cafés , que proceden de diferentes plantas , procedencias y cultivos.

Arábica: Son Granos de tamaño medio que producen un café de sabor suave, fino y de aroma intenso. Casi no tiene cafeína (sólo un 1%) y se cultiva, sobretodo, en Arabia, Etiopía, México, Colombia y en especial, Kenia.

Robusta: Su nombre se debe porque las plantas de que procede son más resistentes que las de cualquier otra variedad. Sus granos son más pequeños y su sabor menos refinado que el Arábica y su contenido de cafeína es mayor, un 2%. Es más barato que las otras variedades y se emplea para mezclarlo con otros tipos porque su sabor es más fuerte. Se cultiva sobretodo en África.

Libérica: Es el menos utilizado. Su calidad es peor que el Robusta y el Arábica.

Café instantáneo: Generalmente es de la variedad Robusta. Los granos que se utilizan son de menor calidad y a veces se aromatiza con extracto de café concentrado.

Café Descafeinado: Se le ha quitado la mayor parte de la cafeína ( se reduce su contenido hasta en un 97%) durante el proceso de torrefacción, que hace que desaparezca cualquier resto de disolvente utilizado. El método suizo de descafeinación natural es menos popular porque su coste es más elevado (los granos se ponen en remojo con agua caliente para que la cafeína se concentre en la superficie).

Achicoria: Es un substituto del café. Se obtiene de la cebada de trigo (Malta), y tiene como característica principal la falta de cafeína. Es particularmente adecuado para mezclar con leche y sobretodo en la alimentación infantil.

Tipo de Tueste

Tostado al natural: Los granos de café son tostados a una temperatura de 200 ºC a 220 ªC, en constante movimiento y a fuego directo. Dependiendo del grado de tueste, estará más o menos tiempo.

Torrefacto: Los granos de café se tuestan añadiéndoles azúcar, por ello, produce un café con más cuerpo y sabor más fuerte. Si el tiempo y la temperatura del proceso han sido excesivos, el café adquiere un sabor amargo, debido a un exceso de quemado del azúcar. Generalmente, se consume café resultante de una mezcla de ambos procesos ( 25% torrefacto y 75% natural o 50% a partes iguales).